jueves, 19 de febrero de 2009

El comienzo del viaje


Martin hizo un saludo general a todos los que ahi estabamos a excepcion de Maggie claro a quien dio un gran abrazo y beso en la mejilla acompañado por un paquetòn sorpresa.
A lo largo de la noche fuimos rotando los lugares y charlando con todos y cada uno de los invitados. El clima era distendido y calmo, los padres de Maggie estaban de vacaciones en Chapelco y habìa vìa libre para festejar a su antojo. Marìa trabajaba en la casa de Maggie desde antes de que ella naciera, pero era màs una abuela para ella que la empleada domèstica, siempre tenìa su complicidad cuando la necesitaba. Esa noche yo iba a quedarme a dormir ahi pero en mitad de la reuniòn cambie de idea. Cuando comencè a despedirme notè que Martin se asicalaba para su retirada, y cuando Maggie se ofrecio a pedirme un auto el se adelanto y ofrecio llevarme. Eran las 3 de la mañana y por supuesto, aceptè.
Nos subimos al auto y nos perdimos en la madrugada.

13 perdieron el miedo:

Pablo dijo...

Uy la que se viene...

c@rito dijo...

Muy linda tu casa Libélula, volveré seguido. Gracias por pasarte por la mía y dejarme tu huella ;)
Besotes

Paco Bailac dijo...

Perderse en la madrugada, no está mal. Singular blog. Un saludo


pacobailacoach.blogspot.com

Nieves dijo...

Me encanta tu blog, espero perder mis miedos leyendolo, saludos.
masquemaquillaje2009.blogspot.com

Urugaucho dijo...

uff, el miedo hay que perderlo cada día ante distintas situaciones... me gusta la idea del blog y la verdad que el contraste de colores es excelente!!

comoelsalmon.blogspot.com

Classina P. dijo...

hola libelula e india, siempre paso y nunca podía comentar, no sé por qué no me dejaban publicarrr, bueno por fin!!!! hay qué pasará en estas historias!!!! saludosssssssssssssssss

therealToti dijo...

gracias por pasarte!
lindo blog también
un beso grande.

tomasuncafe dijo...

me gusto tu historia
besos

lunatica dijo...

Hola Libelula, gracias por pasar por mi sitio. Te he leido todito. A ver si nos cuentas, que es lo que hicieron en el camino, o es que siguen perdidos ???

Paula de Bera dijo...

Hola, pase a conocerte y devolverte la visita.
Muy lindo, aunque me voy a poner a leer más porque no se quien es Martín. Presiento que es alguien importante. Y me da curiosidad qué pasó en esa ruta...
Besos!!!!

malena dijo...

y después????
:D
un beso.

Turmalina dijo...

Parece una buena historia, contà màs!

Amalia Uceda dijo...

¡Qué bonito relato! me encantó, me quedo con ganas de más!! gracias por pasarte por Marang :) estaré encantada de recibirte las veces que quieras!

Un beso!

Publicar un comentario

Perde el miedo y comentà. La india y Libèlula te esperan...